MRG Materiales de Construcción

Mantenimiento de tus mamparas

¿Cómo realizar un buen mantenimiento de tus mamparas?

Las mamparas de cristal para ducha y bañera son las de mayor uso en la actualidad. Gracias a ellas evitamos que todo el baño se ensucie pues son mucho más efectivas que las clásicas cortinas de ducha y más seguras que las mamparas de metacrilato. Además, sus bonitos y minimalistas diseños, unidos a la sensación de amplitud que aportan, hacen que sea uno de los elementos indispensables en nuestro baño. No obstante, para conservar su transparencia y buen aspecto, debemos tener muy presente la importancia de realizar una limpieza y mantenimiento correctos. Te damos las claves para realizar un buen mantenimiento de tus mamparas.

El cristal sin tratar es un material muy poroso que absorbe depósitos minerales y restos de jabón. El vidrio acumula estos restos que serán muy difíciles de eliminar y harán que la mampara vaya perdiendo su transparencia con el paso del tiempo. En los baños, las mamparas de duchas o bañeras, están afectadas por los depósitos minerales del agua, por los productos químicos del champú o del jabón, por las grasas y por algunos limpiadores abrasivos. No obstante, mantener impecables las mamparas de baño puede ser una tarea fácil si ésta incluye un tratamiento antical. Por ello es importante que antes de realizar la compra nos aseguremos que lo lleva incluido.

Tratamiento antical

El tratamiento antical es también parte imprescindible para el correcto mantenimiento de tus mamparas . Esto es así porque ayuda a que el cristal no absorba la cal del agua y evita que vaya perdiendo su brillo inicial. Con este tipo de tratamientos, al reducirse la cantidad de agua en la superficie, disminuye notablemente la proliferación bacteriana y la acumulación de cal. Esto garantiza una limpieza más fácil y un brillo más duradero. Normalmente los tratamientos antical tienen una duración de más de 4000 ciclos de agua, lo que podemos traducir en 8 años sin cal.

Aunque este dato en años es relativo pues, dependiendo del uso que se le dé a la mampara esta podrá durar mucho más. Por ejemplo, el tratamiento no tendrá la misma duración en una mampara que se utilice una vez al día, porque en la vivienda viva una única persona, que esa misma mampara si en la vivienda viven cuatro personas. En el primer caso el tratamiento puede durar bastante más. No obstante, debemos tener presente que existe una línea de mamparas con una calidad superior, la cual podrá encontrar en nuestra tienda, que incluyen tratamiento antical permanente.

Limpieza regular

Para conseguir que las mamparas estén impecables es imprescindible limpiarlas con regularidad. La exposición prolongada a la humedad que generan las gotas de agua que quedan sobre el cristal cuando utilizamos la zona de ducha, va destruyendo el tratamiento antical y genera una película en la mampara que le hará perder el brillo y se verá cada vez más opaca.  Para evitarlo, retira las gotas de agua que quedan sobre  la mampara, con un mango limpiacristales de goma o una bayeta específica para cristales, cada vez que utilices la ducha. No es necesario aplicar ningún tipo de producto, únicamente retirar el agua que haya quedado en el cristal y de este modo evitamos que la cal y los restos de jabón se acumulen. Manteniendo este sencillo hábito nuestra mampara permanecerá limpia y transparente mucho más tiempo.

Buena ventilación

Mantener el baño bien ventilado es también una buena manera de evitar que se acumule la humedad. Si el cuarto de baño no tiene ventana sería conveniente dejar la puerta siempre abierta. La humedad y el moho son especialmente dañinos con los perfiles de las mamparas y se suele acumular en los bordes y juntas. Si hacemos el mantenimiento indicado de las mamparas de forma regular, podemos evitar la acumulación de este tipo de suciedad y reservar la limpieza en profundidad de nuestra mampara a una vez cada quince días. Es muy importante que, en dicha limpieza a fondo, nunca utilicemos productos abrasivos como lejía o amoniaco sino más bien productos neutros que no dañen el tratamiento antical ni los acabados en la perfilería o tiradores. Utilizar productos específicos de limpieza de mamparas, limpiacristales o un jabón neutro es suficiente para que mampara quede completamente limpia.

Revisar perfilería

Por último, para evitar que se deteriore en ningún sentido nuestra mampara de bañera o ducha, es importante revisar los perfiles de la misma y engrasar los rodamientos al menos una vez al año. Y recuerda que, si notas que tu mampara está perdiendo brillo, siempre puedes utilizar productos específicos para resaltar las propiedades del antical. En nuestra tienda podrás encontrar Cleanit, un producto especialmente desarrollado para la limpieza, eliminación de residuos y la protección contra la formación de cristales calcaires. Usado regularmente, Cleanit conserva el cristal de la mampara de baño o ducha en perfecto estado y aumenta su vida útil.

Si necesitas más información acerca de cómo realizar un buen mantenimiento de tus mamparas para que esté como nueva durante más tiempo, no dudes en contactar o pasar por nuestra tienda y nuestros profesionales te asesorarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020 Materiales Reformas Generales SL. Todos los derechos reservados