MRG Materiales de Construcción

Bañera o plato de ducha ¿qué opción elegir?

Bañera o plato de ducha ¿qué opción elegir?

Cuando adquirimos una nueva vivienda o pensamos en reformar nuestra casa, una de las estancias a la que solemos prestarle más atención es a los baños. El baño o baños de la casa son un pilar importante en nuestro hogar. Los utilizamos a diario y suelen ser espacios en los que pasamos bastante tiempo. Actualmente se están realizando muchas reformas que incluyen el cambio de una bañera por un plato de ducha pero ¿es la mejor opción? Antes de embargarnos en la realización de una obra debemos plantearnos qué necesita nuestra familia y de cuanto espacio disponemos. La realidad es que la bañera no es mejor que el plato de ducha. Y tampoco el plato de ducha es mejor que la bañera. Simplemente son opciones diferentes y para saber cuál es la mejor elección para nosotros debemos tener en cuenta varias cuestiones. En el post de hoy te desglosamos las ventajas que tiene la bañera y el plato de ducha para que puedas decidir qué opción elegir.

Plato de ducha

Los platos de ducha son una opción ideal para nuestro baño. Son cómodos, funcionales, ocupan poco espacio y hay multitud de medidas y diseños. Podemos encontrar platos de ducha cerámicos, de resina e incluso de mármol. Los hay blancos y de colores, lisos y decorados, con o sin textura. Además podemos encontrarlos en multitud de formatos: cuadrados, semicirculares, rectangulares y prácticamente de cualquier medida. Concretamente los platos de ducha de resina con los que trabajamos en nuestra tienda se elaboran a medida. Incluso se pueden hacer cortes especiales para adaptarlos perfectamente a espacios con tabiques o salientes. Por otra parte, en relación a su colocación, cada vez hay más platos de ducha que pueden colocarse a ras de suelo. Con esto conseguimos un diseño más actual y minimalista además de una mayor facilidad de acceso.

Si nuestro baño no dispone de mucho espacio la mejor opción sin duda es colocar un plato de ducha. Con él optimizaremos el espacio y la comodidad diaria. No es aconsejable utilizar la separación de la zona de ducha con tabiques o muros cuando el baño es pequeño. Esto es debido a que la sensación de poco espacio se vería incrementada. En su lugar sería perfecto acompañar nuestro plato de ducha de una bonita mampara transparente. En este caso la mampara dará amplitud y luz a nuestro baño haciéndolo parecer más espacioso de lo que en realidad es.

Funcionalidad y eficiencia

Una gran ventaja que ofrecen los platos de ducha es que permiten un acceso fácil para personas mayores o con movilidad reducida. Además ofrecen un espacio de movilidad importante que en estas ocasiones son esenciales. Hemos de destacar que actualmente existen platos de ducha antideslizantes que además disminuyen considerablemente la posibilidad de resbalar o tener caídas. Además son perfectos para personas con muchas ocupaciones puesto que ofrecen la posibilidad de darnos una ducha rápida si disponemos de poco tiempo.

Si miramos el lado económico sólo la instalación suele resultar más económica que la instalación de una bañera, aunque esto puede variar en función del tipo de producto elegido y el acabado que queramos conseguir. Lo que es indudable es que podemos conseguir estilos modernos con multitud de posibilidades decorativas a un precio inferior al que necesitaríamos para colocar una bañera de diseño. Por último, no debemos olvidar que el consumo de agua de un plato de ducha es mucho menor que el de la bañera.

Bañera

Las bañeras en sí son un elemento decorativo y de confort que merece la pena destacar en los baños. Su diseño puede resultar bastante más espectacular que el de un plato de ducha ya que existen multitud de diseños que abarcan desde los diseños más simples en formato rectangular hasta los más sofisticados con formatos dobles, tratamientos de hidromasaje o incluso cromoterapia incorporados.

También existen bañeras de diseño que, a menudo, pasan a ser el centro de atención de los baños por su estilo sofisticado, sus prestaciones y su comodidad. Este tipo de bañeras aportan un plus a nuestros baños pero hemos de disponer de más espacio para su colocación. Por el contrario, si lo deseamos y la estructura de la casa lo permite, podemos enrasar la bañera a suelo o bien encastrarla dejando uno u dos escalones para su acceso. Esta terminación, aunque conlleva un coste mayor de mano de obra, ofrece una mayor estética y nos da más amplitud en el baño.

Diseño y confort

Es cierto que en cuestión de espacio las bañeras, indudablemente, ocupan un espacio mayor que los platos de ducha, pero pueden ser de gran ayuda cuando tenemos que dar un baño a bebés o niños pequeños. No podemos negar que el baño de bebés se hará mucho más fácil y cómodo en una bañera. De hecho es perfecta para ellos pues pueden convertirse en una zona de juegos. Por ello, si disponemos de un baño suficientemente amplio, podemos optar por la colocación de una bañera que nos permita hacer que los más pequeños de la casa disfruten de su hora del baño.

Y no sólo los más pequeños consiguen esta ventaja porque ¿a quién no le apetece darse un baño relajante después de un largo día de trabajo? Si consigues algo de tiempo para ti, la bañera puede ser tu mejor aliada en lo que a confort se refiere. Todos deseamos en algún momento darnos un baño de espuma que nos ayude a liberar tensiones y recuperar fuerzas. Si elegimos la opción de incluir hidromasaje o cromoterapia el nivel de estrés se verá claramente reducido y conseguiremos ese confort que tanto añoramos en esta vida ajetreada que solemos llevar. También podemos optar por elegir algún modelo doble si disponemos de un baño de grandes dimensiones para poder relajarnos junto a nuestra pareja.

Si hay personas deportistas en la familia, no debemos pasar por alto que la bañera siempre es sinónimo de bienestar. En caso de sufrir una lesión deportiva o algún dolor muscular un baño con agua templada puede venir muy bien y ayudar a que tengamos una recuperación más rápida.

Baños completos: funcionalidad y confort

En resumen, tanto plato de ducha como bañera son una buena opción pero debemos tener en cuenta el espacio, las necesidades de nuestra familia y la situación económica antes de tomar la decisión sobre qué alternativa elegir. Lo ideal, si disponemos de suficiente espacio en nuestro baño o tenemos más de un baño en casa, es optar por tener las dos opciones. De este modo dispondremos de todas las ventajas que nos aportan cada uno. De no ser así, tendremos que poner en valor lo que es más relevante para nosotros y nuestra familia para así tomar la mejor decisión.

Esperamos que este blog os haya servido de ayuda para tomar la decisión acertada sobre si colocar bañera o plato de ducha en vuestro hogar. Si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros o visitar nuestra amplia exposición donde nuestros profesionales te asesorarán y ayudarán con tu elección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020 Materiales Reformas Generales SL. Todos los derechos reservados